22 de junio de 2009

Comentario de libros: "Los cantos de la Sibila" de Andrés Morales


A contar de este mes, compartiré comentarios, reseñas y breves críticas de libros de poesía. Comenzaré con esta primera entrega con la visión crítica que he escrito a partir de la lectura del poemario recientemente editado del destacado poeta y académico Andres Morales "Los Cantos de La Sibila". Asistí a la presentación y escuché los poemas de la voz de su autor: un lujo que nos permiten las presentaciones de libros.


Leer un poema plantea para el lector diversos enigmas que no alcanza a resolver una sola interpretación. Son variadas las posibilidades de acercamiento que el canon ha establecido de manera lúcida para guiar nuestras lecturas, puesto que ya es de conocimiento general el hecho de que a veces ni el poeta logra claridad total sobre su propia obra. Lorca en su tiempo conseguía "explicar sus poemas" de modo genial; David Rosenmann-Taub en el nuestro optó por "autocomentarse" directamente, aunque ello significase prejuiciar el develamiento de un sentido final.


Para leer "Los Cantos de la Sibila", debemos resolver la significación del nombre de la voz femenina que se apodera del discurso y que nos enfrenta sin temor a su concepción de la realidad interior y externa que vive. Saber que es una diosa perteneciente al corazón mediterráneo europeo, de origen griego y romano, cuyo oficio consistía en profetizar y cantar el dolor, vivirlo y dejar constancia de él a través de la palabra que provenía del susurro de Apolo. Un sufrimiento que trascienda y resguarde la emoción. Pero esta vez se trata de su propio padecer y de un conjunto de cantos que vaticinan el desarme de un sistema inmediato tanto social como personal. Algo que supera toda crítica antojadiza, sino que trasciende como su propia experiencia vital.


El poemario reúne 48 poemas, cinco de los cuales finalizan la obra de modo más auspicioso que el resto del cuerpo del libro. Esto, al decir de Antonio Ostornol, en la presentación de la obra en la Universidad Finis Terrae el pasado 18 de junio. Y es así. "Poemas de Sibilia enamorada", como se titula la sección, abre con una dedicatoria que anuncia que el canto entra en la etapa final de emisión, exigido por la complicidad del destinatario. La secuencia se inaugura con un "tú" que Sibila quisiera enfrente, en la realidad y la impresión de la verdad un cuerpo amado: "Sólo bastaría (...) alguna gota de sangre tuya/enhiesta". (continuará)

3 comentarios:

mi nombre es Alma dijo...

Esperando continuación pues.

Saludos

Zoldick dijo...

Qué bueno es poder leer el comentario de un libro, más aún si éste es de poesía.
Quiero agradecerle estimadísimo profesor, la oportunidad que me ha dado de leer obras tan bellas como "Seda". Realmente son un deleite.

Saludos cordiales!
Atte

Gonzalo Cuadrado

Andrés Morales Milohnic dijo...

Gracias Cristián!!!!

Mil gracias,

Andrés Morales